·  
Mendoza
clima
28°C
0:00

Comida y bebida Recetas

Cómo preparar tomates secos

El paso a paso para hacer y usar esta receta.

Miercoles, 17 de Agosto de 2022
(0)

Si querés secar o conservar los tomates en aceite y disfrutar de ellos durante meses, tomá nota de todo lo que debés saber para hacerlo paso a paso.

En principio, todos los tipos son aptos para el secado. Una opción particularmente buena son los tomates pera San Marzano o Roma, carnosos y de forma ovalada. Asegurate de que estén realmente maduros.

Para que valga la pena secar tomates, debés procesar al menos dos o tres kilos. Esta cantidad rinde alrededor de dos tazas. También necesitás sal (preferiblemente sal marina). Las plantas aromáticas, como la albahaca, el orégano o el tomillo dan un toque especial.

Elaboración:

1- Lavá los tomates.

2- Cortalos por la mitad y eliminá las partes blandas.

3- Opcionalmente, podés pelarlos. Escaldalos en agua hirviendo y luego la piel se desprende con mucha facilidad.

4- Extendé las mitades de tomate, con el lado cortado hacia arriba, en una bandeja para hornear forrada con papel sulfurizado.

5- Ahora sazoná las mitades con sal y opcionalmente con finas hierbas. La sal proporciona un sabor fino y elimina la humedad de los tomates. Dejalos secar al aire durante unas horas, volteando los tomates de vez en cuando.

6- Luego meté las bandejas con los tomates en el horno precalentado a unos 90 ºC. Si no tenés un horno de convección, rotá las bandejas en el horno para que todas las mitades se sequen con la misma rapidez.

7- Dependiendo de su tamaño y contenido de agua, las mitades se secan en el horno en 4 a 5 horas. Abrí la puerta de vez en cuando para que pueda escapar la humedad.

8- Las piezas estarán secas cuando tengan una consistencia correosa y gomosa y ya no estén húmedos, pero tampoco se desmoronen.

9- Lo mejor es guardar los tomates secados sellados al vacío o en un frasco hermético en un lugar fresco. Se mantendrán así durante aproximadamente medio año. También se pueden almacenar en bolsas de lino durante unos meses.

Algunos platos que podés condimentar con tomates secos:

– Ensalada de pasta mediterránea o ensalada de ñoquis con tomates secos, aceitunas y parmesano

– Pasta con mozzarella, tomates secos y un poco de aceite de oliva

– Ensalada verde de rúcula fresca y espinacas tiernas con higos secos, tomate y queso

– Ensalada de garbanzos, tomates secos, feta y perejil

– Tomates secados al sol como aderezo para espaguetis, en pizza, con salsa de tomate o sopa de tomate

– Tomates secos como snack combinados con frutos secos

– Ketchup de tomates secos sin azúcar

– “Pasta” de calabacín con tomates secos