·  
Mendoza
clima
10°C

Sociedad Atención

Cómo prevenir las bacterias en la carne y las achuras, tras la muerte de dos personas

Conocé todos los consejos para evitar intoxicaciones por alimentos.

Viernes, 27 de Enero de 2023

Dos hombres de 48 y 36 años fallecieron luego de haber ingresado con un cuadro de diarrea y vómitos en el Hospital Evita Pueblo del partido de Berazategui, Buenos Aires.

Como resultado, los análisis arrojaron la presencia de shigella y salmonella luego de haber consumido carne y achuras.

Los hechos ocurrieron los días 12 y 17 de enero, fechas en la que ambos pacientes “ingresaron con un cuadro de diarrea y vómitos, con posterior evolución desfavorable”, señalaron desde el nosocomio a medios nacionales.

En ese sentido, las autoridades del centro de salud solicitaron a la población recordar la importancia de respetar las medidas de higiene y cuidado en la manipulación de los alimentos, la conservación de la cadena de frío y la necesidad del lavado frecuente de manos.

Medidas de prevención


La salmonelosis es una enfermedad transmitida por alimentos causada por bacterias del género salmonella. Esta infección se contrae a través de alimentos contaminados, algunos de los cuales son más sensibles a ser expuestos a la bacteria que produce la salmonelosis.

Los síntomas más frecuentes son náuseas, vómitos, dolores abdominales, diarrea, fiebre, dolor de cabeza; normalmente comienzan entre 6 y 72 horas después de la exposición y duran de 4 a 7 días.

La shigelosis es una enfermedad diarreica causada por un grupo de bacterias llamadas shigellas. Los síntomas comienzan 1 o 2 días después de la exposición a la bacteria e incluyen diarrea (a veces con sangre), fiebre, dolor de estómago, sentir la necesidad de defecar aun cuando no haya heces en los intestinos. Para la mayoría de las personas, estos síntomas suelen durar entre 5 y 7 días. En algunos casos, pueden pasar varios meses antes de que las deposiciones de la persona vuelvan completamente a la normalidad.

Para prevenir la salmonelosis, desde el SENASA recomiendan:

- Lavar con abundante agua segura las frutas y verduras, especialmente si se van a consumir crudas

- Lavarse las manos con agua y jabón antes y después de manipular huevo crudo o carnes crudas, después de ir al baño y después de tocar animales

- Mantener limpias las superficies, recipientes y utensilios que se utilicen para elaborar productos con huevo crudo y otros alimentos crudos.

- Desde el organismo también indicaron consumir leche y derivados pasteurizados.

- No lavar pollo o carne cruda antes de cocinarlos, ya que esto puede propagar gérmenes en la cocina y solo la cocción destruye las bacterias.

- Cocinar completamente (por encima de 71° C) las carnes rojas, de ave, huevo y las preparaciones que los contengan.

- Evitar el consumo de huevos que estén rotos o sucios.

- Evitar que las carnes puedan escurrir sobre otros alimentos destinados al consumo en crudo.

- No partir los huevos en los bordes de los recipientes donde vayan a ser batidos y emplear dicho recipiente únicamente para esa operación.

- No separar las claras de las yemas aprovechando la propia cáscara del huevo.

- Evitar comer huevos crudos o alimentos donde el huevo no esté completamente cocido, ya que los platos con huevo como ingrediente y que no cuentan con una cocción completa presentan un mayor riesgo —por ejemplo, mayonesa casera—.

- No lavar los huevos antes de ser guardados en la heladera, porque están recubiertos por una capa protectora que evita que las bacterias penetren a través de los poros de la cáscara. Lavar inmediatamente antes de su uso.

- No dejar las preparaciones por más de una hora a temperatura ambiente.