·  
Mendoza
clima
33°C
0:00

Capital Emprendedor Lucha constante

La volatilidad afecta al mayor fabricante de golosinas del mundo: este es su secreto para hacerle frente

Arcor enfocará su estrategia futura en mantener sus finanzas estables; generar nuevos negocios y profundizar sus alianzas con grupos multinacionales.

Miercoles, 16 de Noviembre de 2022

En medio de todas las consecuencias que se han presentado en los últimos años, tales como la pandemia, la invasión rusa a Ucrania, la inflación y más, las cadenas de alimentos buscan la manera de mantener estables sus finanzas.

Este es el caso de Arcor, el mayor fabricante de golosinas del mundo, que enfocará su estrategia futura en mantener sus finanzas estables; generar nuevos negocios y profundizar sus alianzas con grupos multinacionales.

Un estudio presentado por la empresa ante la Comisión Nacional de Valores (CNV), dio a conocer los resultados de su balance correspondiente a los primeros nueve meses del 2022 y que arrojó ganancias por $35.638 millones contra los $28.211 millones de igual período del 2021.

"Atento a las perspectivas internacional, nacional y regional, nuestras acciones están focalizadas en nuestra visión para los próximos años en los que buscaremos ser una empresa de alimentos y golosinas líder en Latinoamérica y reconocida en el mercado internacional, destacándonos por nuestras prácticas sustentables y por nuestra capacidad de generar nuevos negocios y proyectos de asociación estratégica en la región", avisa el holding con sede en la ciudad cordobesa de Arroyito.

Asimismo, sus ejecutivos adelantan que continuarán con la estrategia de focalizarse en los principales negocios como son los de packaging; agro y en especial, alimentos de consumo masivo a partir de la producción de golosinas, chocolates, helados, galletas, alimentos y productos funcionales.

Ahora, tienen el ojo puesto en enfrentar el dinamismo que tendrán todas las distintas categorías en medio de un contexto económico complejo, cuyas principales variables han tenido una fuerte volatilidad.

Las preocupaciones del board de Arcor pasan por la creciente inflación global y las subas de las tasas definidas por los bancos centrales de las principales economías que tienen un impacto negativo en las proyecciones de crecimiento mundial y, además, podrían generar efectos adversos en economías emergentes, en especial en países con problemas de endeudamiento como la Argentina.