·  
Mendoza
clima
5°C

Mundo Ecología

Dinamarca implementará un impuesto a los eructos y flatulencias de las vacas

El objetivo de la medida es reducir los efectos que producen un mayor calentamiento global; será el primer país del mundo en hacerlo

Miercoles, 10 de Julio de 2024
(406287)

Los efectos del calentamiento global aumentan día tras día y producen grandes cambios en los ecosistemas. Con el objetivo de frenar este fenómeno y alcanzar su objetivo de neutralidad de carbono en 2045, el gobierno de Dinamarca implementará un insólito impuesto: se convertirá en el primer país del mundo en tasar los eructos y flatulencias del ganado.

Este tipo de emisiones representan el segundo gas de efecto invernadero más presente en la atmósfera, por lo que su reducción podría implementar un cambio significativo. De esta forma, a partir del 2030, las emisiones de metano que sean causadas por las vacas y los cerdos daneses tendrán un impuesto de aproximadamente 44 dólares por tonelada equivalente de CO2; mientras que en 2035 se estima que pasará a valer unos 102 dólares.

La medida se concibió en un acuerdo alcanzado en junio entre el gobierno, una parte de la oposición y representantes de ganaderos, de la industria y del ámbito sindical. Solo resta que el Parlamento del país escandinavo (uno de los más activistas en lo que respecta a materia climática) apruebe la petición.

Pese a que la medida fue celebrada por grupos ambientalistas, un sector de la población se mostró en contra de su implementación. La Asociación danesa por una Agricultura Sostenible emitió un comunicado en el que aseguró que el acuerdo es "inútil" y que el día en que se presentó fue "triste para la agricultura".

"Como agricultor, me siento incómodo porque estamos participando en un experimento incierto que podría amenazar la seguridad del suministro alimentario", opinó el presidente de la organización, Peter Kiaer. Como el plan propone una reducción fiscal del 60% para "atenuar la factura" a los agricultores daneses, el costo para los ganaderos pasaría a ser de 18 dólares la tonelada a partir de 2030, y de 44 dólares cinco años después.

Además, y según estimaciones del Ministerio de Economía local, como consecuencia del acuerdo podrían perderse hasta 2000 empleos en el sector para el 2035.

Como más del 60% de la superficie del país está dedicada a la agricultura, los ingresos generados por el impuesto se reinvertirán en la transición ecológica de la industria agrícola. A su vez, a nivel mundial, Dinamarca es uno los principales exportadores de carne de cerdo, que representa cerca de la mitad de las exportaciones agrícolas del país, según el Consejo danés para la Agricultura y la Alimentación.

"En Dinamarca, existe el mito de que somos pioneros en materia ecológica", afirmó Christian Fromberg, especialista de agricultura de la organización ecológica Greenpeace. "Es muy difícil afirmar que este acuerdo es histórico. Es una continuación de la intensificación de la agricultura danesa en los últimos 70 años. Y el acuerdo incita a la agricultura danesa a seguir siendo el país productor de carne más intensivo del mundo", agregó.

El metano es un gas de efecto invernadero que se genera a través de una serie de procesos naturales y artificiales, y que cuando se instala en la atmósfera impide que el calor se disipe formando una especie de barrera que funciona como un aislante.

El origen más popular de este tipo de emisión es el que comienza en el interior del aparato digestivo de los animales rumiantes (vacas, búfalos, ovejas y cabras), cuando los microbios naturales que poseen en su interior fermentan la celulosa de los vegetales que estos seres consumen. Este proceso es conocido como "fermentación entérica" y su producto final es el metano, que luego el ganado elimina a través de gases y eructos.

La peligrosidad de este metano radica en que es un gas de efecto invernadero muy fuerte, ya que un kilo de metano tiene un potencial en términos de calentamiento global de 25 kg de dióxido de carbono. Este problema se incrementó debido a que la población mundial de vacas aumentó hasta los 1500 millones de ejemplares como consecuencia de una aún mayor superpoblación humana con requerimientos de alimentación que incluyen toneladas de carne, leche, queso y otros derivados animales.

Con información de AFP